Fin del concurso de acreedores
9 junio, 2014
Correa será operado y se perderá la Copa
16 junio, 2014

20 Mundiales y 47 Cuervos

A lo largo de todas las ediciones de la Copa del Mundo, San Lorenzo aportó numerosos jugadores a la Selección argentina y también a otros países. Te contamos la historia de cada uno de los que vistieron la azulgrana y jugaron un Mundial.


El mundo se detiene y pone sus ojos en Brasil. 32 selecciones se congregan en un solo país para conquistar el título más ansiado del fútbol internacional. Este año, se realizará la vigésima edición de la Copa del Mundo de la FIFA y habrá cuatro presencias azulgranas: un jugador que está actualmente en el Ciclón y tres que dieron sus primeros pasos como futbolistas en San Lorenzo.

Pero la rica historia del club, hizo que casi medio centenar de jugadores cuervos vistieran en uno o más mundiales la camiseta de alguna selección. Incluso, está el particular caso de Luis Monti, que jugó para Argentina la final de 1930 y para Italia la de 1934.
Un completo repaso, Mundial a Mundial, de los 47 jugadores que pasaron por San Lorenzo y tuvieron el privilegio de jugar la competición más importante a nivel de selecciones:
URUGUAY 1930
Luis Monti (Argentina):
Ese año sería su último como jugador de San Lorenzo. El “Doble Ancho” llegó a la Copa del Mundo de 1930 tras ocho años brillantes en el Ciclón, ganando tres títulos locales (23,24 y 27) y dos internacionales (Río de la Plata 24 y 28).
Fue un referente en el primer mundial que organizó la FIFA y marcó el primer gol de la historia de los mundiales para la Selección Argentina. Fue el 15 de julio ante Francia (1-0), a nueve minutos del final. Once días más tarde, marcó otro ante los Estados Unidos (6-1).
En la final, Argentina cayó ante Uruguay por 4 a 2 y Monti fue criticado por su labor. Algunos llegaron a suponer que no se habría brindado del todo, pero el tiempo desmintió esta maliciosa hipótesis. En total jugó cuatro encuentros, marcó dos goles y quedó dentro del equipo ideal que confeccionó la FIFA en este torneo.
Jacinto Villalba (Paraguay):
Por aquel entonces, este delantero nacido el 1 de enero de 1900, era jugador de Cerro Porteño. Su selección debutó con derrota ante Estados Unidos por 3 a 0 y luego se recuperó ante Bélgica (1-0), pero no le alcanzó para pasar de ronda. No participó en ninguno de los partidos. Dos años más tarde llegó a San Lorenzo, donde jugó 64 cotejos hasta 1935, convirtiendo 18 goles.
Alberto Chividini (Argentina):
Subcampeón mundial junto a Monti. En San Lorenzo jugó desde 1930 a 1936, siendo campeón en este último año con el Ciclón de la Copa de Honor. También logró el título de 1933.
ITALIA 1934
Luis Monti (Italia):
Nacionalizado italiano tras ser figura en la Juventus, Monti vistió la casaca azzurra en un momento complicado. Su misión era la de ganar la Copa a cualquier precio, ya que Benito Mussolini y su régimen fascista, había amenazado al plantel con un claro mensaje: “Gloria o muerte”. Afortunadamente, Italia venció a Checoslovaquia por 2 a 1 en la final y se alzó con el segundo campeonato mundial. Otra vez fue elegido por la FIFA para integrar el equipo ideal.
Isidro Lángara (España):
En Boedo todavía era un desconocido. Pero en la madre patria ya era un crack. En Italia 34, España llegó hasta Cuartos de Final (quinto puesto). Lo venció justamente el local, que luego se coronó campeón. Lángara marcó dos goles en este certamen, ambos ante Brasil (3 a 1). Actualmente, el “Vasco” tiene el mejor promedio de goles de todos los tiempos del fútbol español: 17 tantos en 12 partidos (1.42 por encuentro). Llegó a San Lorenzo para hacer historia cinco años más tarde, en 1939, cuando huyó de la Guerra Civil que reinaba en su país.
Waldemar De Brito (Brasil):
No fue bueno el desempeño de su equipo. Brasil terminó en el puesto 14 en un torneo de 16 equipos. Fue el primer futbolista en errar un penal en la historia de los mundiales. Fue justamente ante la España de Lángara, quien sería su compañero en San Lorenzo en 1939. El español Ricardo Zamora le detuvo su remate desde los doce pasos.
FRANCIA 1938:
Waldemar De Brito (Brasil):
El desempeño de Brasil fue mejor. Terminó en el último lugar del podio. En este tercer puesto, Waldemar jugó un solo partido, contra Checoslovaquia (2 a 1). Al año siguiente retornó a San Lorenzo. Luego se dedicaría a ser entrenador. En ese rol, descubrió a un jugador que luego haría historia en el mundo. Un tal Pelé…
BRASIL 1950:
Víctor Agustín Ugarte (Bolivia):
Jugó el único partido que disputó su selección en ese mundial. Y no les fue para nada bien: Uruguay, luego campeón con el recordado “Maracanazo”, lo goleó 8 a 0. Vistió la camiseta azulgrana en tres partidos en 1958, marcando un gol. El estadio de la ciudad de Potosí hoy lleva su nombre.
Ángel Berni (Paraguay):
Al elenco Guaraní le tocó una zona difícil, con Suecia e Italia. Empató agónicamente con Suecia, luego tercero, y perdió ante Italia por 2 a 0. Berni no logró convertir ningún gol. Llegó a San Lorenzo tres años más tarde, y hasta 1957, marcó 29 goles en 71 partidos.
SUIZA 1954:
Sin presencias
SUECIA 1958:
Norberto Boggio (Argentina):
No fue de la partida en el debut frente Alemania Federal, encuentro que ganaron los europeos por 3 a 1. El entrenador Guillermo Stábile le hizo un lugar en el siguiente partido frente a Irlanda del Norte y Argentina ganó por 3 a 1. En el último partido de la fase, zafó de no estar presente en quizá la peor derrota en la historia de la Selección Nacional: 1-6 frente a Checoslovaquia, en un encuentro que marcó un antes y un después en el fútbol argentino. En ese momento era jugador del Ciclón.
José Sanfilippo (Argentina):
El DT lo llevó a Suecia pero no lo utilizó en ninguno de los tres partidos. Sin embargo, tras la estrepitosa derrota frente a los Checos, el Nene comentó: “El periodismo le armaba el equipo al técnico y nosotros ni sabíamos el color de camiseta de los rivales”. Picante como siempre. Por ese entonces era goleador en San Lorenzo.
CHILE 1962:
Héctor Facundo (Argentina):
Delantero que brillaba en Boedo. Anotó el primer gol argentino en el mundial. Fue en el debut ante Bulgaria (1-0), en la única victoria argentina en la copa. No jugó el segundo partido ante Inglaterra (0-1) y actuó en el empate sin goles frente a Hungría.
Raúl Páez (Argentina):
El defensor que actuaba en el Ciclón, jugó los dos primeros partidos.
José Sanfilippo (Argentina):
En ese año, con San Lorenzo, alcanzó un record hasta hoy imbatido: ser goleador por cuatro años consecutivos del fútbol argentino. En Chile estuvo ante Bulgaria e Inglaterra, a quien le marcó el único gol argentino (ver foto).
Oscar Rossi (Argentina):
Jugó sólo el primer compromiso, casualmente el que argentina ganó. Algunos dijeron que el crack azulgrana hubiese dado mayores garantías de fútbol en los partidos que se ausentó.
Alberto Mariotti (Argentina):
Integró la delegación pero no tuvo minutos en el mundial de Chile. Mientras tanto, se destacaba en el lateral izquierdo de la defensa del Ciclón.
Efraín Sánchez Casimiro (Colombia):
El arquero no la pasó bien en primera copa mundial que jugó Colombia. En tres partidos, recibió 11 goles, producto de las derrotas ante Uruguay (2 a 1) y Yugoslavia (5 a 0) y el empate ante la Unión Soviética por 4 a 4. Atajó en San Lorenzo entre 1948 y 1949 (20 partidos).
INGLATERRA 1966:
José Varacka (Argentina):
Había tenido participación en los tres partidos de Suecia 58, siendo en aquel momento jugador de Independiente. En Inglaterra, ya como cuervo, no jugó ningún encuentro.
Oscar Calics (Argentina):
Tuvo participación en un solo partido, en el que Argentina venció a Suiza por 2 a 0 en la fase inicial. En ese momento se lucía en Boedo.
José Rafael Albrecth (Argentina):
En el 62, cuando era de Estudiantes de La Plata, no pudo jugar ninguno de los tres partidos. Pero en 1966, ya siendo futbolista del Ciclón, jugó los cuatro: ante España, Alemania Federal, Suiza e Inglaterra. Fue uno de los más destacados en aquel equipo que dirigió Juan Carlos Lorenzo.
Mario Chaldú (Argentina):
El jugador de San Lorenzo viajó e integró el plantel, pero no jugó.
MÉXICO 1970:
Sin presencias
ALEMANIA 1974:
Enrique Chazarreta (Argentina):
El puntero de San Lorenzo fue parte de la delegación pero no jugó en ninguno de los seis partidos.
Rubén Glaría (Argentina):
Al igual que Chazarreta, el defensor azulgrana no tuvo minutos en Alemania 74.
Roberto Telch (Argentina):
El mediocampista que lucía su fútbol en Boedo, fue de menor a mayor. Ingresó en el segundo tiempo en el debut con Polonia (2-3), fue titular al siguiente partido con Italia (1 a 1) e ingresó desde el arranque para golear a Haití (4 a 1). En la segunda rueda jugó los noventa minutos ante Holanda (0-4) y Alemania Oriental (1 a 1).
Rubén Ayala (Argentina):
En ese momento ya era futbolista del Atlético de Madrid, pero se ganó un lugar en Alemania 74 por su gran campaña en San Lorenzo, donde fue bicampeón en 1972. En este mundial marcó uno de los cuatro goles que Argentina le hizo a Haití. Jugó todos los partidos.
Ramón Heredia (Argentina):
Al igual que Ayala, el defensor jugaba en el equipo madrileño. Dos veces campeón con el Ciclón en 1972, integró la delegación que viajó a Alemania. En el primer encuentro, hizo uno de los goles de Argentina (2-3 con Polonia). Fue titular en los seis partidos del seleccionado.
ARGENTINA 1978:
Ricardo Lavolpe (Argentina):
Tercer arquero del equipo que se consagró campeón del mundo. Con un Ubaldo Fillol en un estupendo momento, vio todo desde afuera. En ese entonces atajaba en el Ciclón.
Jorge Olguín (Argentina):
En defensor azulgrana venía teniendo buenas actuaciones en Boedo y César Luis Menotti le dio la confianza para jugar el mundial. Estuvo en todos los partidos como titular, incluyendo la final contra Holanda. Es el único futbolista en la historia que, siendo hombre de San Lorenzo, alzó la Copa del Mundo tras jugar el partido decisivo.
Oscar Ortiz (Argentina):
Si bien en aquel momento era jugador de River, el Negro se destacó en San Lorenzo entre 1971 y 1976, ganando tres títulos. En Argentina 78 no hizo goles, pero fue titular en la final con Holanda.
ESPAÑA 1982:
Sin presencias
MÉXICO 1986:
Oscar Ruggeri (Argentina):
Campeón del mundo en un equipo memorable. Jugó como titular todos los partidos e hizo un gol en el partido inicial, frente a Corea del Sur (3 a 1). A San Lorenzo llegó en 1994.
Fernando Álvez (Uruguay):
Atajó en los cuatro encuentros que jugó su país. Recibió la peor goleada en la historia de los mundiales para Uruguay: 1-6 contra una inspirada Dinamarca. Después, Argentina lo eliminó en Octavos de Final. En San Lorenzo tuvo un paso curioso: fue arquero del Ciclón en un solo partido, histórico por cierto: 5 a 0 a Huracán por el Apertura 95, siendo esta la máxima diferencia que el equipo de Boedo obtuvo sobre el de Parque de los Patricios.
Paulo Silas (Brasil):
Cuatro años después, iba a llevar la 10 de Brasil en la espalda. Pero en el Mundial de México 1986, integró la selección brasilera con el dorsal número 20, aunque no tuvo minutos en cancha. En ese certamen, Argentina se consagró campeón y la verdeamarela se despidió en cuartos de final.
ITALIA 1990:
Oscar Ruggeri (Argentina):
Clave en defensa para llegar a la final. Jugó todos los partidos y no fue bicampeón por poco.
Néstor Lorenzo (Argentina):
Como titular, actuó en el debut y en la final. Fueron los únicos dos partidos que Argentina perdió. Ambos por idéntico score: 0-1. También tuvo unos minutos frente a la Unión Soviética, en el segundo cotejo de la fase inicial. En San Lorenzo jugó entre 1992 y 1994. Hizo seis goles en 69 partidos.
Paulo Silas (Brasil):
Llegó a San Lorenzo a fines del 1993 pero antes se dio el gusto de jugar un mundial con la 10 de Brasil. Jugó un rato en el partido frente a la Argentina, en Octavos de Final tras una brillante primera fase.
ESTADOS UNIDOS 1994:
Oscar Ruggeri (Argentina):
Ese mismo año llegó a San Lorenzo. Casualmente la excusa para arreglar con el elenco azulgrana fue la necesidad de sumar minutos para poder estar en el mundial de los Estados Unidos. No tuvo un buen desempeño y Argentina se despidió en Octavos de Final.
Leonardo Rodríguez (Argentina):
En ese momento militaba en el fútbol alemán, pero se ganó un lugar en el seleccionado en la Copa América de 1991, tras ganarle el puesto a Diego Latorre. En ese año, se destacaba en San Lorenzo. En Estados Unidos 94 le tocó una misión más que difícil: reemplazar a Diego Maradona tras su famoso doping positivo. Lo hizo ante Bulgaria, pero no pudo salvar al equipo. Fue 2 a 0 a favor de los europeos.
Gustavo Quinteros (Bolivia):
Estuvo presente en el partido inaugural del mundial, que ganó Alemania 1 a 0. Luego fue titular ante Corea del Sur (0 a 0) y no participó de la derrota 1-3 con España. En San Lorenzo jugó entre 1995 y 1997. Le hizo un gol a River.
FRANCIA 1998:
José Saturnino Cardozo (Paraguay):
Marcó un gol ante Nigeria en el último partido del grupo. Con esta victoria se clasificaron a Octavos, eliminando a España en primera fase. En Octavos, perdieron en suplementario ante Francia, luego campeón. Llegó a San Lorenzo en 2005.
José Luis Chilavert (Paraguay):
Fue titular en todos los partidos. Soñó con hacer un gol de tiro libre. Tuvo su chance ante Bulgaria, pero falló su disparo. Atajó en el Ciclón desde 1985 hasta 1988.
Rubén Ruiz Díaz (Paraguay):
Arquero suplente de Chilavert. Fue arquero de San Lorenzo en 1990 y 1991.
COREA Y JAPÓN 2002:
Diego Placente (Argentina):
El defensor, que vino a San Lorenzo para jugar la Libertadores de 2008, no fue muy tenido en cuenta por Marcelo Bielsa.
Cristian González (Argentina):
Clave en el equipo que logró la clasificación en las eliminatorias, el Kily no tuvo un buen desempeño en el mundial. Tuvo minutos en los tres partidos.
José Saturnino Cardozo (Paraguay):
Se esperaba mucho de él pero una lesión lo dejó al margen sobre la hora.
José Luis Chilavert (Paraguay):
Nuevamente titular, y otra vez eliminado en Octavos de Final.
Sebastián Abreu (Uruguay):
Su equipo quedó eliminado en primera ronda cuando se esperaba un poco más. Si bien es el máximo goleador en actividad de su selección, el Loco no marcó goles en mundiales. Fue campeón con San Lorenzo en 2001.
Paolo Montero (Uruguay):
Jugó los tres partidos de la primera fase, etapa en que fue eliminado Uruguay. Llegó a San Lorenzo en 2005.
ALEMANIA 2006:
Fabricio Coloccini (Argentina):
Fue titular contra Holanda en el tercer partido del grupo (0-0), y tuvo minutos en el encuentro decisivo ante Alemania en Cuartos de Final, cuando Argentina perdió en los penales. En San Lorenzo logró el Clausura 2001, en tan solo seis meses.
Guillermo Franco (México):
El correntino, campeón de la Mercosur con San Lorenzo, se nacionalizó azteca y disputó la primera fase de esta copa. No jugó ante Argentina en Octavos. Jugó su segundo mundial en Sudáfrica.
SUDAFRICA 2010:
Aureliano Torres (Paraguay)
Por momentos resistido y por momentos destacado, el oriundo de la ciudad paraguaya de Luque jugó el Mundial cuando era jugador del Ciclón. Bajo la dirección técnica de Gerardo Martino, alcanzó los cuartos de final. Acá, se lo recuerda, entre otras cosas, por haber fallado el penal que marcó la eliminación de San Lorenzo de la Copa Libertadores 2008.
Néstor Ortigoza (Paraguay)
Argentino de nacimiento, pero nacionalizado guaraní por su madre. Jugó este Mundial antes de llegar a San Lorenzo de Almagro. Tuve una destacada labor en el encuentro de Cuartos de Final, ante España, el último campeón del Mundo.
Jonathan Santana (Paraguay)
Compañero de Aureliano en la selección paraguaya, Santana jugó nacionalizado el Mundial 2010. Tuvo tres etapas en San Lorenzo y en Sudáfrica tuvo dos apariciones en cancha.
BRASIL 2014:
Pablo Zabaleta (Argentina)
De gran actualidad en el Manchester City, equipo con el que viene de consagrarse campeón, el defensor surgido de San Lorenzo es uno de los más considerados por Alejandro Sabella, y lo imagina dentro de su equipo ideal. En 2002 debutó y consiguió la Copa Sudamericana. Tres años después, emigró al Viejo Continente.
Ezequiel Lavezzi (Argentina)
Un jugador completamente identificado con San Lorenzo, que gritó campeón en 2007 como delantero emblema del equipo de Ramón Díaz. No obstante, su formación como juvenil no la hizo en el club. Hoy lucha por un lugar entre los once de la Selección argentina, detrás de los tres indiscutidos titulares, Lionel Messi, Sergio Agüero y Gonzalo Higuain.
Agustín Orión (Argentina)
A diferencia del Pocho Lavezzi, el arquero sí surgió de la cantera azulgrana, pero los hinchas tienen un mal recuerdo por su desafortunada jugada ante la Liga de Quito, que complicó la serie de cuartos de final en la Libertadores 2008. Historia conocida, pelea por los premios, problemas en el vestuario y eliminación. A pesar de eso, un año antes había sido campeón del Clausura 2007.
Carlos Valdés (Colombia)
Único jugador de actualidad en Boedo que estará en Brasil 2014. El colombiano llegó hace seis meses con el objetivo de conseguir continuidad y asegurarse un lugar en la nómina de José Pekerman. En San Lorenzo arrancó con algunas dudas pero luego se fue afianzando y se convirtió en uno de los preferidos por Edgardo Bauza. Junto a su país, estuvo presente en los dos primeros amistosos internacionales que se jugaron en el Nuevo Gasómetro.
Además de los 47 jugadores, también hubo seis entrenadores mundialistas:
Guillermo Stábile (Argentina):
Dirigió a la Selección Nacional en Suecia 58. Fue entrenador de San Lorenzo entre 1939 y 1940.
Juan Carlos Lorenzo (Argentina):
Seleccionador en Chile 62 y en Inglaterra 66. En el Ciclón fue bicampeón en 1972. Lo dirigió también en 1981 (descenso) y en parte del ascenso (1982). También estuvo en 1985.
Tim (Brasil):
Jugó un mundial para Brasil en 1938, y como entrenador dirigió a Perú en España 82. En Boedo se consagró con los famosos Matadores, primer campeón invicto del fútbol argentino en 1968.
Bora Milutinovic (Yugoslavia):
Tiene un record que parece insuperable. Dirigió a cinco selecciones distintas en cinco mundiales consecutivos. En 1986 a México (llegó a Cuartos), en 1990 a Costa Rica (Primera Fase), en 1994 a Estados Unidos (Octavos), en 1998 a Nigeria (Primera Fase) y en 2002 a China (Primera Fase). Actualmente es el asistente de Radomir Antic en Serbia, que disputa la actual Copa en Sudáfrica. Dirigió ocho partidos a San Lorenzo en 1987 y se retiró invicto, ganándole un clásico a Boca.
Carlos Bilardo (Argentina):
Dos mundiales, dos finales, un título del mundo en 1986 y un subcampeonato en 1990. Fue DT de San Lorenzo en 1979. Primero había sido jugador y campeón de reserva.
Alfio Basile (Argentina):
Dirigió a Argentina en Estados Unidos 94. Arrancó con todo pero el doping de Maradona lo perjudicó notablemente y terminó yéndose en Octavos a manos de Rumania. En San Lorenzo fue DT en 1998.
Mundo Azulgrana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =

Resuelve el CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.